En el funeral de Lewis, Obama pide renovar la Ley de Derechos Electorales

En el funeral de Lewis, Obama pide renovar la Ley de Derechos Electorales

Crédito de la imagen de la foto de archivo:


El ex presidente Barack Obama utilizó el funeral del representante John Lewis el jueves para emitir una severa advertencia de que los derechos de voto y la igualdad de oportunidades que defendió el difunto ícono de los derechos civiles están amenazados de entrar en las elecciones de 2020. Hablando desde el púlpito de la iglesia que una vez dirigió Martin Luther King Jr., Obama no mencionó al presidente Donald Trump. Pero el primer presidente negro estableció contrastes inconfundibles con su sucesor, e implícitamente criticó cómo Trump ha manejado los procedimientos de votación y los disturbios civiles en curso en medio de un ajuste de cuentas nacional sobre el racismo sistémico.

Obama pidió al Congreso que renueve la Ley de Derechos Electorales, que Trump y los líderes republicanos del Congreso no modificaron desde que la Corte Suprema derogó la histórica ley en 2012. '¿Quieres honrar a John? Honrémoslo revitalizando la ley por la que estaba dispuesto a morir ”, dijo Obama, argumentando que el elogio bipartidista para el congresista de Georgia desde su muerte no es suficiente.



Obama respaldó poner fin al obstruccionismo del Senado si eso es lo que se necesita para aprobar una ley de votación revisada. Llamó al obstáculo procesal que efectivamente requiere 60 votos para aprobar una legislación importante como una 'reliquia de Jim Crow', refiriéndose a la era de la segregación. La Cámara liderada por los demócratas ha adoptado una reescritura radical de la Ley de Derechos Electorales, que ahora lleva el nombre de Lewis. Se enfrenta a la oposición en el Senado liderado por los republicanos y probablemente no podría obtener 60 votos incluso si los demócratas reclaman una mayoría estrecha después de las elecciones de noviembre.

Específicamente, Obama pidió que todos los estadounidenses se registren para votar automáticamente, restableciendo los derechos de voto a los delincuentes que han cumplido sus sentencias, ampliando la votación anticipada, poniendo fin a la manipulación partidista de los distritos y haciendo del día de las elecciones un feriado nacional. Obama señaló que la Ley de Derechos Electorales original de 1965 y sus renovaciones atrajeron votos republicanos y demócratas en el Congreso y fueron firmadas por presidentes de ambos partidos. Obama destacó al ex presidente George W Bush, un republicano, quien también habló el jueves en la Iglesia Bautista Ebenezer cerca del centro de Atlanta.


Aún así, Obama dijo: 'Hay quienes están en el poder haciendo todo lo posible para disuadir a la gente de votar cerrando los lugares de votación y apuntando a las minorías y los estudiantes con leyes de identificación restrictivas ... incluso socavando al Servicio Postal en una elección que dependerá del correo -en las papeletas. Horas antes del funeral de Lewis, Trump sugirió retrasar las elecciones de noviembre, algo para lo que no tiene autoridad. Trump ha afirmado falsamente que un aumento de las papeletas de votación por correo debido a la pandemia de coronavirus amenazará la legitimidad de las elecciones. Trump se ha opuesto a las medidas del Congreso para ayudar al Servicio Postal de los EE. UU. Con dificultades financieras a manejar el fuerte aumento en la votación por correo. Obama comparó las circunstancias nacionales actuales con la era anterior de los derechos civiles, cuando Lewis ayudó a dirigir el Comité Coordinador Estudiantil No Violento y se convirtió en suplente de King.

'Es posible que Bull Connor se haya ido, pero hoy vemos con nuestros propios ojos a los agentes de policía arrodillados sobre el cuello de los estadounidenses negros', dijo Obama, aludiendo al asesinato de George Floyd el 25 de mayo por un oficial de policía blanco de Minneapolis. 'Puede que George Wallace se haya ido, pero podemos ser testigos de cómo nuestro gobierno federal envía agentes para usar gas lacrimógeno y porras contra manifestantes pacíficos'. Connor era el comisionado de policía de Birmingham, Alabama, que ordenó el uso de perros policía y mangueras de bomberos contra los manifestantes de derechos civiles. Wallace, gobernador de cuatro mandatos de la Alabama natal de Lewis, construyó su carrera política sobre la base de la defensa de la segregación y las apelaciones abiertas a las quejas de los blancos, y fue su patrulla de carreteras estatal la que golpeó a Lewis y a otros mientras marchaban por el derecho al voto en 1965. Trump, como Wallace en sus múltiples candidaturas presidenciales, está haciendo campaña como una figura de 'ley y orden'. El presidente enmarca a los manifestantes que se han reunido en todo el país desde el asesinato de Floyd como anarquistas que amenazan la estabilidad de la nación, especialmente en los suburbios, y ha enviado a las autoridades federales a algunas ciudades por las objeciones de las autoridades locales.


Lewis, quien murió el 17 de julio a la edad de 80 años, fue uno de los originales Freedom Riders, activistas que desafiaron la segregación en las líneas de autobuses comerciales en el sur profundo a principios de la década de 1960. Fue el orador más joven en la Marcha de 1963 en Washington, donde King pronunció su discurso 'Tengo un sueño'. El Domingo Sangriento y las marchas por el derecho al voto ocurrieron dos años después, meses antes de que el presidente Lyndon Johnson firmara la Ley del Derecho al Voto. Obama le otorgó a Lewis la Medalla de la Libertad en 2011.

Trump fue el único presidente vivo que no desempeñó ningún papel oficial en una semana de recuerdos públicos de Lewis. Además de Obama y Bush, el ex presidente Bill Clinton habló el jueves en la Iglesia Bautista Ebenezer. El ex presidente Jimmy Carter, de 95 años, envió una declaración leída por el pastor principal de la iglesia, el reverendo Raphael Warnock. Lewis había llamado a Trump presidente ilegítimo antes de su investidura en 2017 y lo reprendió por avivar las divisiones raciales. Trump respondió llamando a Lewis 'todo habla, habla, habla (y) nada de acción' y describe su distrito del Congreso de Atlanta como 'infestado de crímenes'. Obama exaltó a Lewis como un 'padre fundador' de un 'Estados Unidos mejor'. `` Algún día, cuando terminemos ese largo viaje hacia la libertad, cuando formemos una unión más perfecta, ya sea dentro de unos años o décadas o incluso si se necesitan otros dos siglos '', dijo, `` John Lewis será un padre fundador ''. de esa América más plena, más justa y mejor.


(Esta historia no ha sido editada por Everysecondcounts-themovie staff y se genera automáticamente a partir de un feed sindicado).