ACNUR apoya a México en medio de un fuerte aumento en el número de solicitudes de asilo

ACNUR apoya a México en medio de un fuerte aumento en el número de solicitudes de asilo

El año pasado marcó una ruptura en la tendencia creciente cuando las restricciones de movimiento relacionadas con COVID-19 y los cierres de fronteras llevaron a una caída significativa en las solicitudes de asilo. Crédito de la imagen: Twitter (@Refugees)


ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, está apoyando a México para fortalecer y ampliar sus procedimientos de asilo, en medio de un fuerte aumento en el número de personas que buscan asilo en el país.

En el primer trimestre de 2021, la Comisión de Asistencia a Refugiados de México, COMAR, registró 22,606 nuevas solicitudes de asilo. Esto fue un 31 por ciento más que en el primer trimestre de 2020 y un aumento del 77 por ciento con respecto al mismo período en 2019. Marzo de 2021 marcó un máximo histórico para las solicitudes de asilo mensuales, ya que llegaron a 9.076.

Continúa con una tendencia ascendente prepandémica que comenzó en 2014, cuando el país expandió su capacidad para procesar solicitudes de asilo e integrar a los refugiados. Entre 2014 y 2019, el número de solicitudes de asilo registradas en México pasó de 2.137 a 70.302, un aumento de más del 3.000 por ciento.

El año pasado marcó una ruptura en la tendencia creciente cuando las restricciones de movimiento relacionadas con COVID-19 y los cierres de fronteras llevaron a una caída significativa en las solicitudes de asilo. A medida que los países flexibilizaron las restricciones, las solicitudes de asilo en México reanudaron su trayectoria ascendente antes de la pandemia.


La mayoría de las solicitudes de asilo están relacionadas con la violencia que afecta a cientos de miles de personas en partes de Centroamérica, incluidas amenazas, reclutamiento forzoso, extorsión, violencia sexual y asesinato. También es una indicación de los importantes esfuerzos que está haciendo México para ofrecer protección a quienes huyen para salvar la vida.

Anticipándose al aumento del número de asilo, desde 2018 el ACNUR ha ayudado a impulsar la capacidad de registro y procesamiento de casos de COMAR, incluso mediante la adscripción de contratistas y el apoyo para abrir un nuevo centro de procesamiento en la ciudad de Tapachula, en el sur de México, en Chiapas.


También hemos ampliado nuestros propios programas para ayudar a los solicitantes de asilo mientras se examinan sus solicitudes y para ayudar a los refugiados reconocidos a integrarse en sus comunidades de acogida. Entre otros, lanzamos un programa innovador en virtud del cual los refugiados son reubicados y pueden aprovechar las oportunidades laborales y educativas en ciudades del centro y norte de México.

Además, ofrecemos apoyo adicional para aumentar la capacidad de más de 30 refugios de la sociedad civil. A fines de 2020, ACNUR completó la construcción de un nuevo refugio de 300 camas para solicitantes de asilo y refugiados en Tapachula. En 2021, ACNUR completará la construcción de un nuevo albergue en la ciudad norteña de Monterrey para 80 personas, y otro en San Cristóbal de las Casas en el sur de México para 100. Más del 70 por ciento de las solicitudes de asilo en México se realizan en el sur, especialmente en el estado de Chiapas.


De cara al futuro en 2021, se espera que las necesidades sigan siendo altas y planeamos seguir apoyando el alojamiento, el acceso al asilo y la asistencia para la reubicación, entre otras formas de ayuda. Si bien México alguna vez fue considerado un país de tránsito para muchos de los que huían de Centroamérica, el reciente aumento de las solicitudes de asilo confirma que también se ha convertido en un lugar donde muchos refugiados pueden encontrar protección y reiniciar sus vidas.